Se mantiene el cierre perimetral de las tres capitales hasta el 30 de noviembre

El Boletín Oficial de Aragón publica hoy el decreto por el que se mantiene la limitación de entrada y salida de personas de los municipios de Zaragoza, Huesca y Teruel hasta las 24.00 horas del 30 de noviembre de 2020. Dicha decisión se ha adoptado una vez analizada la evolución epidemiológica que, a pesar de ser favorable, mantiene una incidencia elevada y una transmisión comunitaria sostenible, así como altos niveles de ocupación hospitalaria.

A esto se une la posible movilidad de las tres ciudades hacia y desde su entorno, con una función territorial relevante en los niveles provincial y autonómico y, en el caso de Zaragoza, supra autonómico. Por todo ello, se consideran acreditados suficientemente los riesgos elevados, de manera que se cumplen los requisitos para mantener la medida de confinamiento perimetral.

Estas restricciones de movilidad no se aplicarán en los siguientes motivos:

  • Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
  • Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.
  • Asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.
  • Retorno al lugar de residencia habitual o familiar.
  • Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  • Desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes.
  • Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.
  • Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.
  • Realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables.
  • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  • Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

Incidencias

La situación epidemiológica del último periodo en Aragón alcanzó su pico en la semana 44, con 589 casos por 100.000 habitantes en siete días. La adopción de medidas -pasando sucesivamente todo el territorio a nivel de alerta 2, 3 y posteriormente a 3 agravado y adoptando restricciones de movilidad geográfica- han contribuido a revertir la tendencia, de manera que la incidencia ha pasado a 435 casos por 100.000 habitantes en la semana 45 y a 311 en la 46.

También ha disminuido el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas, que de superar el 20% se ha reducido a menos del 15%. Sin embargo, se encuentra en fase ascendente la mortalidad y estabilizada la ocupación hospitalaria, tanto en camas convencionales como de cuidados intensivos, donde los pacientes covid ocupan más del 50% de las camas. Es decir, de acuerdo con los criterios de consenso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Aragón continúa en nivel de riesgo máximo, a pesar de tener una tendencia favorable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*