6.9 C
Calatayud
jueves, 25 abril 2024

10 años
DUKVI Producciones
Afluencia del Jalón

TELEVISIÓN ONLINE COMARCAS DE CALATAYUD Y EL ARANDA

PERIÓDICO COMARCAL DE CALATAYUD

logo 10 aniversario
10 años
10 años
10 años
10 años
10 años

Más de 20 actos en Illueca para celebrar el sexto centenario de la muerte del Papa Luna


Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor, más conocido como Benedicto XIII o el Papa Luna, es una de las figuras más importantes de la cristiandad y una figura clave del denominado Cisma de occidente, cuando varios pontífices se disputaron la máxima autoridad. Este año se cumplen 600 años de su muerte en Peñíscola y para rendir homenaje a su figura y dejar constancia de su relevancia histórica se van a celebrar casi dos docenas de actos culturales en su ciudad natal, Illueca. El mecenazgo cultural que llevó a cabo fue extraordinario en tierras de Aragón con las obras que financió en la Seo de Zaragoza o en Calatayud, entre otras. Fuera de su tierra promovió los estudios universitarios en Salamanca y Saint Andrews.

Exposiciones, conciertos, charlas, teatro talleres, libros, la recuperación de la receta de su postre favorito e, incluso, la presentación de un cupón de la Once o la emisión de un nuevo sello de Correos con su figura. La celebración del sexto centenario de la muerte del Papa Luna abarcará todas las disciplinas posibles para ofrecer un completo repaso de su destacada vida. Una completa programación que ha sido presentada hoy en Zaragoza por el alcalde de Illueca, Ignacio Herrero, acompañado por el Catedrático de Historia medieval de la Universidad e Zaragoza Germán Navarro y el jurista illuecano José Javier Forcén, activo reivindicador de la figura del Papa Luna.

Por parte del edil Ignacio Herrero, “hemos querido darle al Papa Luna la relevancia que se merece conmemorando el 600 aniversario de su muerte que se celebra el 23 de mayo. Es uno de nuestros personajes más ilustres, que influyó en todo el arte mudéjar de Aragón, en el ámbito universitario y otros sectores”. En este mismo sentido, José Javier Forcén ha querido también destacar “que fue una persona honesta e íntegra, además de un auténtico mecenas de las artes y la cultura”.



Más de 20 actos para reconocer a uno de los personajes históricos más ilustres 

Esta intensa programación arrancará el día 11 de marzo con la presentación del sello postal de Correos, en dos modelos diferentes (uno con su imagen y otro con la identidad corporativa del aniversario), en la Sala Dorada del Castillo de Papa Luna en Illueca. Ese mismo día se inaugurará también la exposición itinerante “La forja de un papa”, ubicada en el Aula de San Benito de Calatayud y que se podrá ver hasta el 1 de abril. Despuésdel 7 de septiembre al 29 de octubre, se trasladará a la Ciudadela de Jaca, para posteriormente llegar a Caspe, cuyas fechas aún están por confirmar. Esta muestra, producida por el Ayuntamiento de Illueca en 2019, cuenta la magnitud de la influencia del Papa Luna en el mundo durante toda su vida y el legado dejado siglos después.

Del mismo autor, se presentará en la Sala Dorada el libro “Benedicto XIII, el papa templario que luchó contra Roma” (editorial Almuzara) el día 1 de abril. En esta obra, Mas dibuja el perfil de Pedro Martínez de Luna desde su vertiente intelectual, religiosa, guerrera, pero, sobre todo, política. Y lo hace desde el profundo conocimiento de este personaje. En su texto, subraya su legado, hoy difuminado, y se expande por mil senderos y lo dibuja como el personaje quizá más determinante de la Baja Edad Media en todo Occidente.

Esta fecha también servirá para recuperar la receta y comercialización en las pastelerías de Illueca del postre favorito del Papa Luna: “el pastel de limón y la pócima de la salvación”. Para ello, ya están trabajando un  investigador junto al obrador de Illueca para trasladar la receta original a los gustos actuales.

El 29 de abril en la Sala Dorada se presentará el libro póstumo de Eugenio García Zarza “El cardenal Luna” en el que el Ayuntamiento de Illueca ha colaborado facilitando su edición. El autor, que nació en Salamanca en 1938 y murió en 2019, fue catedrático de Geografía Humana de la Universidad de dicha ciudad. Por esa razón, el acto contará con la presencia del Rector de la Universidad de Salamanca, quien además impartirá una conferencia.

Ese mismo día se podrá disfrutar también en la iglesia de San Juan Bautista del concierto “Música en tiempos del Papa Luna”, de Capilla Ministrers, de Carles Magraner. La banda está formada por Elia Casanova Viola (soprano), Carlos Magraner (Viola), Robert Cases Cornamusa (arpa /cítola), Eduard Navarro (laúd) y Paul Ballester (percusión). Y es que, cuando en 1403 Benedicto XIII huyó del palacio de Aviñón para no volver jamás, concluía en cierto modo lo que se ha dado en llamar” Círculo musical de Aviñón”: el conjunto de la producción polifónica de carácter litúrgico que usa de los estilos simultáneo, motete y canción o discanto, debida a compositores directa o indirectamente relacionados con la curia papal aviñonesa.

El sábado 13 de mayo en el auditorio de Illueca, se podrá disfrutar del estreno de la gira de la obra “La lunática historia del Papa Luna”, de Teatro Los Navegantes. Escrita por Jesús Pescador, la obra se basa en la crónica de los acontecimientos del papado de Pedro de Luna al que los reyes de toda la cristiandad juraron obediencia a finales del siglo XIV, cuando el Cisma de Occidente originó la coexistencia de un doble papado en la iglesia católica; la del Papa Luna en Aviñón y la de Urbano VI de Roma. Con ochenta y tantos años se echó el trono de San Pedro a cuestas y se lo llevó consigo, custodiando día y noche, a sabiendas de que lo querían secuestrar.

Coincidiendo con el día oficial de la muerte de Papa Luna, el 23 de mayo se llevará a cabo un acto institucional en el Ayuntamiento de Illueca, además de una misa pontificial en la Iglesia de San Bautista.

El sábado 3 de junio, desde la plaza del Castillo de Illueca se ha preparado la “Ruta Papa Luna”, una cita deportiva de gran tradición en la comarca. La ruta, perteneciendo a la red de senderos turísticos de Aragón, cuenta con tres trazados alternativos que se pueden hacer andando o corriendo, dependiendo de las condiciones físicas de cada participante. El recorrido corto tiene un desnivel de 435 m y 17 km de distancia; el recorrido medio, 700 m de desnivel y 20 km de distancia; y el largo, 24 km de distancia y un desnivel de 833 m.

Además de visitas teatralizadas en el Castillo de Illueca durante los meses estivales de julio y agosto, la Sala Dorada albergará del 18 al 20 de julio una escuela de verano que pretende abordar la trascendencia histórica del Papa Luna en la Europa de los siglos XIV-XV. El curso va dirigido a estudiantes de grados de Historia, Historia del Arte y Humanidades en general, alumnado de másteres y programas de doctorado de esa misma macroárea de titulaciones. Está coordinado por Germán Navarro Espinach, Catedrático de Historia Medieval de la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, quien ha manifestado en la rueda de prensa que “la actual hospedería emplazada en el castillo de Papa Luna se convierta en sede universitaria es una maravilla, debido al papel fundamental que este personaje jugó en el ámbito universitario”.

Una cita indispensable para conocer parte del legado de Benedicto XIII, será la excursión a Avignon que se ha organizado del 22 al 24 de septiembre bajo el título “Tras los pasos del Papa Luna”. El plato fuerte de la visita será el Palacio Papal, considerado uno de los edificios de estilo gótico más grandes e importantes de Europa. Construido entre 1335 y 1352 por el papa Benedicto XIII y su sucesor Clemente VI, este palacio forma parte de los diez monumentos más visitados de Francia. En el interior de este edificio, que equivale a cuatro catedrales góticas, se sucedieron nueve Papas durante el siglo XIV.

Para la “vuelta al cole”, durante los meses de octubre y noviembre hay previstas actividades divulgativas en centros escolares. Y, además, el 25 de noviembre se impartirá en la Sala Dorada la conferencia “El nacimiento de un Papa”, en la que Ángel Fletas hablará de los rasgos que forjaron la identidad de Pedro Martínez de Luna para convertirlo en el Papa Luna y cómo fue capaz de conectar con otros grandes nombres de la historia.  Fletas, que dejó hace 30 años la economía para sumergirse en el estudio de los cielos y los astros, analizará también los cambios en su vida coincidiendo con el cambio de posición de los planetas en cada momento. Curiosidades que no casualidades, que hicieron de Pedro Martínez de Luna un personaje sin igual con una influencia pocas veces repetida en la historia.

Todas las actividades serán gratuitas y sin previa inscripción, salvo la escuela de verano coordinada por la Universidad de Zaragoza.

Por otro lado, el ayuntamiento de Peñíscola junto a la Diputación de Castellón presentará también próximamente la programación que acompañará a la aragonesa, conectando ambas provincias en un recorrido vital por la figura de este ilustre personaje.


El último Papa español

El Papa Luna nació en el castillo familiar de Illueca. Estudió Derecho canónico en la universidad de Montpellier y se dedicó a la docencia durante algún tiempo, labor que abandonó para abrazar la carrera eclesiástica. Gracias a su alto linaje aragonés y la valía demostrada en sus estudios jurídicos le granjearon la confianza del Papa Gregorio XI, que lo designó cardenal-diácono.

El traslado del Papa desde Aviñón a Roma dio lugar al comienzo del Gran Cisma de Occidente por la oposición del clero francés a dicho traslado y a su muerte fueron elegidos Urbano VI en Roma y Clemente VII en Agnani. El cardenal Luna se posicionó con el segundo.  Entre 1378 y 1389 residió habitualmente en España, pero sin abandonar las buenas relaciones con Avignon, por lo que el Papa, correspondiendo a sus servicios le otorgó una décima trienal en sus estados y le autorizó la fundación de la universidad de Perpiñán.

Tras la muerte del Papa aviñonés sería nombrado para sucederle, adoptando el nombre de Benedicto XIII. La actividad del cardenal aragonés lo hizo famoso fuera de los límites de la Corona de Aragón, e incluso el Papa en Roma, Bonifacio IX (que había sucedido a Urbano VI) alabó su talento y sus méritos. Aunque en el concilio de Perpiñán se declaraba su legitimidad, el posterior concilio de Pisa, en 1409, declaró cismáticos a ambos pontífices y arbitró la elección de un nuevo Papa (Alejandro V) lo que obligaba a renunciar a los dos existentes con anterioridad. Benedicto XIII no aceptó la solución refugiándose en la Corona de Aragón.

La posterior convocatoria de un nuevo concilio que se celebraría en Constanza en 1414, logró la deposición de dos de los papas y abrió el definitivo aislamiento de Benedicto XIII, obligado a refugiarse en el castillo de Peñíscola. Allí acabaría sus días abandonado por todos, aislado, declarado hereje y excomulgado por el nuevo Papa, Martín V.

Artículos relacionados

Cartelera

A la carta

Farmacia de guardia

No te pierdas

Pincha en la imagen para unirte

Clasificados

PON AQUÍ TU ANUNCIO ENVIANDO LA INFORMACIÓN POR WHATSAPP AL 744 634 310

Síguenos