Salud Pública incorpora al personal de centros educativos no universitarios a la vacunación de la gripe

La Dirección General de Salud Pública ha emitido nuevas instrucciones sobre la campaña de vacunación antigripal para incluir al personal de centros educativos no universitarios entre la población susceptible de recibir la vacuna. Como se explicó al comienzo de la campaña, según fuera siendo el desarrollo de la misma, y siempre tras garantizarse la vacunación de las personas incluidas en los grupos de riesgo, se podría ofertar la vacunación a colectivos no incluidos inicialmente.

Siguiendo esta premisa, a partir del lunes 23 de noviembre podrán solicitar la vacuna antigripal todas personas que trabajen en centros educativos no universitarios (guarderías e infantil; primaria, secundaria obligatoria, formación profesional y bachillerato) tanto de centros públicos como concertados y privados. Según siga desarrollándose la campaña tras estos cambios, Salud Pública podría emitir instrucciones adicionales para seguir ampliando la oferta, previsiblemente a principios del mes de diciembre.

La crisis originada por la pandemia del COVID19 hace que esta campaña cobre especial relevancia en su organización y logística para conseguir los objetivos planteados de reducir la carga de enfermedad en población susceptible originada por la gripe. De esta forma, la presente campaña de vacunación antigripal comenzó el pasado 5 de octubre para residenciales y profesionales sanitarios y socio-sanitarios y, diez días después, comenzó la vacunación para la población general incluida en los grupos de riesgo, grupos que ahora se amplían al ámbito educativo.

El objetivo de la vacunación es disminuir la incidencia de gripe, los ingresos y fallecimientos que causa, y obtener coberturas óptimas de vacunación, en una temporada en la que esto es especialmente relevante ante la pandemia de COVID-19: la coinfección con ambos virus multiplica por dos el riesgo de muerte. Además, la disminución de la incidencia de gripe en la próxima temporada mejorará las posibilidades de detección de Covid-19 en presencia de cuadros respiratorios.

La Comunidad ha adquirido un total de 300.000 dosis, 30.000 más que en la temporada anterior, con la posibilidad de ampliación en 138.411 dosis más si fuera necesario, adquiridas por el Ministerio de Sanidad. Globalmente, la vacunación de este año supondrá una inversión de 1,2 millones de euros.

Datos provisionales de cobertura

Hasta el pasado domingo, los centros sanitarios habían registrado casi 270.000 dosis de vacunas administradas en la presente campaña. En este dato no están recogidas las dosis administradas en centros privados ni por el grueso de los servicios de prevención de riesgos laborales, por lo que se considera provisional.

Las coberturas en mayores de 65 años han mejorado con respecto a la campaña anterior, destacando los sectores de Calatayud y Teruel, con un 77% y un 75%, respectivamente. En población entre 15 y 64 años, el aumento es, de momento, del 60%, pasando de 52.000 dosis en la anterior campaña a 83.000 en la actual.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*